jueves, 4 de octubre de 2012

Preguntas clave sobre cómo elegir carrera

Decidir qué carrera vas a estudiar es, seguramente, una de las decisiones más importantes de tu vida. Tu formación, tus aptitudes, tus preferencias... Todo influye y todo es importante a la hora de tomar una decisión. Te presentamos una serie de consejos que te harán reflexionar y te guiarán.
  ¿Qué es lo primero que tengo que saber? 
Tomar una decisión tan importante como la de elegir carrera requiere una reflexión previa. Para ello, y a lo largo de todo el proceso, deberás ir recabando la máxima información posible. En especial, la relativa a los siguientes aspectos:
• El conocimiento de ti mismo: capacidades, aptitudes e intereses.
• El conocimiento de la realidad profesional.
• El conocimiento de los itinerarios formativos que capacitan para el ejercicio de determinadas profesiones.
Probablemente en tu centro de estudios te ofrezcan la posibilidad de realizar test psicotécnicos relacionados con alguno de estos aspectos.
¿Cómo puedo conocer mejor mis capacidades y aptitudes? 
Elegir una carrera que se adapte a tus capacidades, acorde con tu manera de ser y que realmente te guste, garantizará el éxito de tus estudios. De ahí, la importancia de profundizar en el conocimiento de ti mismo.
Analiza tu rendimiento en las asignaturas directa o indirectamente relacionadas con las carreras que más te interesan, y habla con tus  profesores y tutores, ellos también pueden ayudarte.
La creatividad, la iniciativa y la responsabilidad son otros aspectos personales que tienes que tener en cuenta a la hora de inclinarte  por una o por otra carrera.
Cualidades que, sin lugar a dudas, desarrollarás con más profundidad durante tu paso por la universidad.
¿Tengo claras mis preferencias e intereses? 
A veces, saber qué es lo que realmente te gusta no es tan fácil como parece. Y más cuando no conoces todas las alternativas. En estos  casos, necesitas información que estimule tu curiosidad.
En general, puedes determinar tus preferencias o intereses bajo dos puntos de vista:
• Interés por el contenido de unos determinados estudios. Por ejemplo, si actualmente sientes especial interés por la asignatura de Biología, una de tus opciones universitarias puede ser la carrera de Biología. Si determinas tus preferencias basándote en esta opción, es importante que tengas cuenta todas las salidas profesionales de la titulación cuyos contenidos te resulten más atractivos. Para ello, una buena fuente de información son los familiares o amigos que hayan cursado estos estudios. Además, es importante que aproveches las oportunidades que se  te presenten para mantener contactos con profesionales o profesores de universidad.
• Interés por determinados ámbitos profesionales. Si lo que te atrae es el ejercicio de una determinada profesión o un ámbito  profesional más genérico, como por ejemplo, el mundo empresarial, infórmate sobre las diferentes opciones que te pueden capacitar para ejercer la profesión elegida.
En el caso de que no tengas claro cuáles son tus intereses, intenta encontrar la respuesta en las profesiones de la gente que tienes más cerca. Mira a tu alrededor.
Pregunta a tus familiares y amigos. Averigua la trayectoria profesional de las personas que más admiras. Busca en los medios de comunicación. Sé curioso. A veces, la solución está más cerca de lo que imaginas.
Es bueno que sepas que los principales factores de  éxito en una carrera universitaria son el esfuerzo y la dedicación del alumno. El motor que te impulsará durante el periodo universitario será tu interés por la carrera y por tu futuro  profesional.
¿Qué tengo que saber sobre las salidas profesionales? 
Los años de universidad son clave para desarrollar y forjar tu personalidad y tus competencias profesionales básicas. Las salidas profesionales de una carrera son importantes, pero tu actitud durante tu paso por la universidad todavía lo es más. Y es que, no existen carreras con salidas, sino personas con salidas. La universidad es mucho más que la "capacitación para un empleo". Es el inicio de un proyecto personal y profesional.
Existen muchas más profesiones que titulaciones. Infórmate, analízalas, pregunta.
Intenta descubrir cuáles son las que te resultan más atractivas, pero "a priori" no cierres puertas. Ábrelas.
Además, es preciso saber que no hay que tomar al pie de la letra los rankings de oferta y demanda de los titulados universitarios. En realidad, a la hora de contratar a una persona, la empresa valora su iniciativa, su  creatividad, su capacidad de trabajar en equipo, su vocación de servicio... Cualidades que no dependen de la titulación elegida, sino que parten de la actividad de la persona.
¿Dónde busco información sobre las carreras que me interesan? 
Tomar una decisión sin información aumenta las posibilidades de equivocarse.
Internet, la Biblioteca o el orientador de tu centro son grandes fuentes de información. Recopila la documentación sobre cada carrera de manera sistemática:
en qué consiste, duración, perfil del estudiante, horas de clase, dificultad, salidas profesionales...
Analiza la información, compárala y pregunta. ¡No te quedes con dudas!
¿Cómo puedo conocer el grado de dificultad de una carrera?
El nivel de exigencia y dedicación puede variar notablemente en función de la carrera y/o universidad elegida. Además, el grado de dificultad de cada materia tiene un importante componente subjetivo: la facilidad, la vocación o el interés que cada persona tenga por dicha disciplina.
Tengo suficiente información. Y ahora, ¿qué hago con ella?
Acertar a la primera en la elección de una carrera no es fácil. Es importante que, una vez hayas recopilado toda la información, sepas qué hacer con ella.
Busca el equilibrio entre tus intereses y tus capacidades. Tu preferencias, es decir, tu vocación profesional, te ayudarán a aumentar el rendimiento de tus capacidades.
Aun así, es preciso que valores si tus cualidades alcanzan el nivel mínimo exigido para afrontar unos determinados estudios.
Compara las asignaturas de Bachillerato y los contenidos de las titulaciones.
Cuando no te resulte fácil establecer este paralelismo, intenta profundizar en el análisis del contenido de los estudios y apoya tu decisión en el interés que te suscitan las áreas de conocimiento y los ámbitos profesionales de la carrera.
Si al final del proceso de orientación sigues teniendo dudas, puedes optar por una carrera que te forme en los aspectos globales del área de conocimiento que más te interesa.
¿Quién puede asesorarme? 
El orientador o tutor de tu centro de estudios puede ayudarte mucho durante el proceso de elección. No dudes en acudir a él. Te puede ofrecer el mejor asesoramiento profesional.
Sí, además, tienes la oportunidad de contactar personalmente con profesionales de diferentes áreas o con profesores de universidad. ¡Aprovéchala!
¿Y si no consigo entrar? 
Puede ocurrir que, a pesar de que tengas muy claro  lo que quieres estudiar, te quedes fuera del proceso debido a la nota de corte o a las pruebas de admisión. En estos casos, no existe una receta única. A veces, es aconsejable repetir las pruebas de acceso el año siguiente, y aprovechar, mientras tanto, para mejorar la formación en otros aspectos. Otras, es recomendable optar por estudios similares a los que inicialmente se tenía pensado acceder.
Pasos resumen
• Autoevalúate. Lo primero que debes hacer es preguntarte a ti mismo qué es lo que más te gusta hacer en la vida. Además de tener  en cuenta tus preferencias debes reconocer cuáles son tus fortalezas y debilidades, así como las capacidades con las que cuentas o puedes desarrollar.
• Visualízate ejerciendo la carrera elegida.  Es muy importante que conozcas la actividad y el campo en el que te vas a desempeñar  y que respondas con toda sinceridad a la pregunta: ¿es esto lo que quiero hacer, es lo que realmente me gusta?
• Toma tiempo para investigar. Infórmate de las carreras que existen en tu país o en el extranjero de acuerdo a los planes que tengas y qué universidades las imparten.
• Examina detalladamente el peso de estudios. Esto te permitirá conocer las exigencias particulares de cada carrera y su nivel de dificultad. Sabrás qué materias se llevan, si te gustan o se te dificultan.
• Evalúa tus hábitos de estudio y tu modo de vida. Recuerda que hay carreras que te exigirán más tiempo y dedicación y probablemente no te permitirán trabajar durante los primeros años de estudio.
• Habla con profesionales y estudiantes de las áreas que te interesan. Ellos podrán orientarte mejor y explicarte los pros y contras de la carrera.
• No te dejes influir por familiares o amigos. Escucha consejos y sugerencias, pero se tú quien tome la decisión final.
• No elijas una carrera sólo por la remuneración económica que ofrece. Piensa ¿de qué sirve ganar mucho dinero en una actividad que no te dará ninguna satisfacción?. Sin embargo, es prudente que investigues las oportunidades laborales que existen en el mercado para la profesión seleccionada.
• Elige una carrera que realmente te apasione. Luchar por lo que realmente te gusta, será mucho más fácil. Ten presente que tendrás que invertir varios años de tu vida en el estudio de la carrera que elijas y luego desempeñarte en dicha profesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada